En mis años de experiencia he podido desarrollar numerosos proyectos de reforma y decoración para todo tipo de clientes, con la recompensa de haber cumplido siempre las expectativas y necesidades que cada caso requería. Siempre me gusta cuidar especialmente detalles como los colores, la iluminación, ya sea natural o artificial, los materiales adecuados y, sobre todo, los gustos particulares de cada persona. Mi forma de trabajar consiste en escuchar las necesidades de un cliente, analizarlas y proporcionarle la mejor solución para su idea, aportando toda mi experiencia y profesionalidad. Gracias a los programas de diseño asistido por ordenador (CAD), es posible mostrar una imagen casi real de los resultados de las obras a realizar, pudiendo el cliente hacerse una idea de las distintas combinaciones de materiales o colores en los acabados elegidos.